dimarts, 22 de març de 2016

DIA MUNDIAL DEL AGUA

El día 22 de Marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Como siempre pasa con este tipo de efemérides, ésta nos viene a recordar el grave riesgo en el que se encuentra este recurso imprescindible para la vida, así como para el desarrollo sostenible de los pueblos del mundo. La escasez del agua es una de las más graves amenazas a las que se enfrenta la humanidad, tanto en el ámbito de lo global  como de lo individual. Globalmente porque caen en picado las reservas debido al mal uso y despilfarro de este recurso, así como por los impactos de la actividad humana en  el ciclo del agua, contaminando reservas, modificando el régimen de lluvias y reduciendo la infiltración. Individualmente porque, independientemente de la abundancia o escasez de agua en cada territorio,  las políticas neoliberales de las últimas décadas han permitido hacer de un recurso vital un negocio: hoy en España más de 9 millones de personas NO tienen garantizado el acceso al agua porque no pueden pagar la factura.

Ya en 2010, la Asamblea General de la ONU y el Consejo de Derechos Humanos, reconocieron explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, sin embargo fue necesaria una campaña de movilización y recogida de firmas a nivel europeo para conseguir el reconocimiento de este derecho por el Parlamento Europeo, y nada se ha hecho desde las administraciones  públicas para impedir que las empresas privadas se hagan con el control de este recurso.

Sin embargo la sociedad organizada si ha desplegado una gran actividad  en defensa de este recurso tanto en la globalidad ambiental como en el derecho individual. En este último aspecto, se promueven iniciativas ciudadanas que defienden el carácter del suministro como derecho humano, en línea con la declaración de Naciones Unidas,  exigiendo la prohibición de los cortes de suministro, asegurando un mínimo de entre 60 y 100 litros por persona, garantizando tarifas sostenibles y que los ingresos obtenidos se reinviertan solo en este ámbito, aumentando el control social sobre los recursos, el respeto al medio ambiente y procurando que la gestión del suministro también sea un elemento de creación de empleo.

Esquerra de Menorca-Izquierda Unida se suma a estas iniciativas, denuncia nuevamente en el contexto balear el Plan Hidrológico de les Illes Balears por su carácter especulador que permite cambios de usos de suelos y la continua contaminación y sobrexplotación de acuíferos, recuerda al Govern actual la necesidad de promover medidas urgentes para evitar los efectos más perniciosos del Plan y en el contexto específico de Menorca insta al CIM a poner decididament en marcha el Consorcio  de Aguas insular, como una herramienta indispensable para trabajar en una mejor gestión del recurso así como la creación de un marco de participación ciudadana para debatir y consensuar la propuesta de políticas ambientales y sociales con respecto al agua que garanticen un suministro de calidad a la población, impulsen medidas tendentes a evitar la contaminación de los acuíferos y respeten las dinámicas ecológicas de los acuíferos. Finalmente recuerda que si no se recupera la gestión pública del agua no se puede garantizar el derecho humano a este recurso vital.